La importancia de mantenerse activo físicamente en tiempos de confinamiento y los efectos negativos que este produce.

La pandemia por COVID -19 declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS)
el 11 de marzo de 2020, ha obligado a que diversos países adopten medidas como el
confinamiento, distancia social o cuarentena, donde el confinamiento en casa es una
de las medidas más importantes para evitar el contacto estrecho entre personas
contagiadas y así evitar el aumento de casos activos entre la población.
Lamentablemente el aislamiento social ha llevado a un mayor sedentarismo e
inactividad física en las personas, pasando un mayor tiempo sentados frente a una
pantalla, siendo un efecto adverso del confinamiento.


La OMS sostiene que “el comportamiento sedentario y los bajos niveles de actividad
física pueden tener efectos negativos en la salud, el bienestar y la calidad de vida de las
personas, mientras que la actividad física y las técnicas de relajación pueden ser
herramientas valiosas para ayudar a mantener la calma y proteger su salud durante las
cuarentenas.


Es importante mencionar que la actividad física reduce el riesgo de diversas
enfermedades no transmisibles (Hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares,
diabetes, depresión, riesgo de caídas, por mencionar algunas) además de los
beneficios de prevención de otras patologías, también se suma que son actividades
que requieren poco o ningún equipamiento para poder realizarlo en la seguridad del
hogar, sin la necesidad de tener implementos o poseer grandes espacios que lo ayuden
a permanecer activo.


En el contexto pandemia en el que nos encontramos es importante que la población se
mantenga activa físicamente, respetando siempre las medidas de prevención de
COVID-19, siendo el lugar más recomendable la casa.
En cuanto a la intensidad y frecuencia es recomendable realizar 30 minutos de
actividad física moderada diariamente donde se incluyan ejercicios de fortalecimiento,
estiramiento y actividades de equilibrio.


Para las personas que permanecen largas jornadas frente a una pantalla, es
importante crear pausas activas de 10 minutos dentro de su jornada laboral o de
estudio, así evitamos futuras lesiones.
“Mantente activo, mantente seguro”

AMUN
Nery Salinas C.
Kinesióloga

Referencias

Celis-Morales, C., Salas-Bravo, C., Yáñez, Aquiles, & Castillo, M. (2020).
Inactividad física y sedentarismo. La otra cara de los efectos secundarios de la
Pandemia de COVID-19. Revista médica de Chile, 148(6), 885-886.
https://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872020000600885

Cristi, C., Rodríguez, F.. (2014). Paradoja: “activo físicamente pero sedentario,
sedentario pero activo físicamente”. Nuevos antecedentes, implicaciones en la
salud y recomendaciones. Rev Med Chile , 142, pp.72-76.

Bravo – Cucci, S., Kosakowski , H., Nuñez – Cortés,R., Sánchez – Huamash, C.,
Ascarruz – Asencios., J. (2020). La actividad física en el contexto de aislamiento
social por COVID-19. Revista GICOS. (2020), pp. 12 -13.

Mera-Mamián , AY., Tabares González, E., Montoya-González ,S., Muñoz
Rodríguez, D., Monsalve F. Recomendaciones prácticas para evitar el
desacondicionamiento físico durante el confinamiento por la pandemia
asociada a COVID-19. Univ. Salud. 2020;22(22), 166-177.
https://doi.org/10.22267/rus.202202.188

OMS. Global health risks: mortality and burden of di-sease attributable to
selected major risks. 2009.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Agenda tu hora