Más que “APTITUD” requerimos “ACTITUD” a favor de nuestra salud

Gerontólogo Edison Revilla

Aunque suene musicalmente  redundante tantas “D”, juntas al término de las palabras de nuestro titulo, lo cierto es que desde hace muchísimos años, “La  Organización Mundial de la Salud” (OMS), desde una visión integral, ha definido la valiosa condición de la salud, como el mayor grado de bienestar posible alcanzado por cualquier persona, conceptualizándola no solo como la ausencia de enfermedades.

Gramaticalmente la palabra “Aptitud”, encierra nuestras capacidades cognitivas y posibilidad de comprender la información y acceder al conocimiento, sobre los temas de interés que encierra nuestra vida: la familia, nuestros afectos, economía y hasta la referida salud.

Más allá de lo comprometido que pueda encontrarse nuestro organismo por el avance de alguna enfermedad o patología, por más terrible que pueda ser el pronóstico que se nos pueda hacer por nuestro padecimiento, siempre… siempre, será mucho más beneficioso para nuestra recuperación un cambio de “Actitud”.

Científicamente esta demostrado que, mantenernos tranquilos y optimistas, mantendrá nuestras respuesta  inmunológicas “arriba”; esa “Actitud positiva”  nos ofrecerá mas oportunidad de defendernos, pero… ¿De dónde sacaremos esa energía positiva en nuestros peores momentos anímicos?

 En Amun, como equipo integral, lo hemos comprendido bien, se trata de ante las peores circunstancias, no solo mantener la calma, sino una visión equilibrada de la situación, es decir, al hacer un balance general de las cosas, de lo que nos está sucediendo, reconozcamos que elementos tenemos a nuestro favor en ese momento: ganas de vivir, afecto familiar, nuestra fe, convicciones o valores.

¡Hagamos entonces el esfuerzo en beneficio de nosotros mismos! Respiremos hondo, dibujemos una sonrisa en nuestro rostro y asumamos con valentía el compromiso de estar vivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Agenda tu hora