Cuidador del Adulto Mayor ¿Cómo elegirlo?

AMUN

Sabemos que los adultos mayores requieren de un cuidador especial gran parte del día, teniendo en cuenta el nivel de autonomía que ellos tengan. 

Si eres de las personas que tiene tiempo limitado, con un sin número de actividades diarias que te impiden dedicarle la calidad de tiempo que tus padres o abuelos merecen, es importante considerar tener a un cuidador para proporcionarle una atención digna a quien te dio lo mejor en su momento. 

¿No sabes cómo hacerlo, ni por dónde empezar? En esta nota te contamos algunos datos y aspectos interesantes para elegir correctamente al cuidador de tu adulto mayor.

Lo primero que debes definir es si requieres de un acompañamiento permanente u ocasional, para establecer los servicios que requerirán de este cuidador (a), por último, debe existir una buena afinidad entre el cuidador, del adulto mayor y la familia en general, ya que él o ella se involucrará como un miembro más de la misma.

Conociendo todo lo anterior, entremos en materia para reconocer esas características ideales del cuidador para un adulto mayor:

  1. Vocación de servicio

Esta es una de las cualidades fundamentales del cuidador de tu adulto mayor, su naturaleza e instinto siempre será el de cuidar y velar por el bienestar del otro.

2. Comunicativo

El saber comunicar será una aptitud más que notable en el futuro cuidador. Debe estar siempre atento de escuchar, comprender, canalizar y transmitir los sentimientos y necesidades del adulto mayor, de esta manera su escucha activa se convertirá en tu aliado principal para cuidar el más mínimo detalle del paciente a su cargo

  3. Profesional



Su ética profesional siempre lo mantendrá alerta de tener excelencia en su trabajo, ofreciendo lo mejor de sí mismo para aquella persona que se encuentre bajo su cuidado, mostrando siempre respeto y solidaridad ante los demás.

4. Buenas condiciones físicas

Para poder cuidar de otros, el cuidador debe contar con excelente condición física, para asistir al adulto mayor en las actividades que lo requiera. Dicha característica es imprescindible a la hora de evaluar al cuidador, que velará por el bienestar de quienes más nos importan, especialmente cuando la persona requiere acompañamiento en su higiene personal y alimentación asistida.

5. Dominio de emociones

Todos conocemos que muchas veces los adultos mayores pueden tener ciertas respuestas o actitudes un poco hostiles, por eso el cuidador a cargo de tener un alto nivel de inteligencia emocional, paciencia y buena disposición siempre.

6. Empatía

Si te entiende y sabe ponerse en el lugar del adulto mayor que cuidará, definitivamente este cuidador es la persona ideal, ya que generará un vínculo rápido y especial con la persona que tendrá bajo su cuidado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Agenda tu hora